fbpx

La coctelería Tiki ha sido por mucho una de las tendencias más famosas conocidas por los consumidores regulares, y aún más cuando se acerca el verano. Para la mayoría de las personas que no tienen una experiencia abrumadora en cócteles, este tipo de coctelería se caracteriza por se un tanto llamativo y ultra-adornado, con colores fuertes como el neón, entre otros. Pero lo más interesante de todo esto, es que la coctelería Tiki es mucho más que una simple imagen, es una experiencia.

Un poco de Historia

El movimiento de la coctelería Tiki tiene su origen en 1934, cuando Ernest Raymond Beaumont-Gantt, un bartender californiano, abrió un pequeño bar para no más de 25 personas llamado «Don’s Beachcomber, en Hollywood, California. Como Gantt era un viajero, amaba decorar sus cócteles con monolitos tiki, bambú, rocas de lava, volcanes falsos, entre otros; todo inspirado en sus viajes al caribe, a islas polinésicas y a Hawaii.

La comida que servía, usualmente, no era auténtica. Normalmente era china cantonesa o algunos platos re-inventados. Esto se debió a que Gantt creyó que este tipo de comida no sería lo suficientemente sabrosa para el público americano. Incluso, los cocktails que preparaba, tampoco eran auténticos en relación con los que probaba en sus viajes. En realidad, cada uno de sus cócteles era, en palabras de Jeff «Beachbum» Berry, un «Faux Tropical»: un cóctel temáticamente tropical, pero creado en Estados Unidos.

Con el paso del tiempo, Gantt cambió el nombre de su bar a «Donn Beach», ya que la popularidad de sus cócteles empezaron a tomar fuerza. Con el paso de pocos años, cada ciudad en Estados Unidos empezó a tener al menos un bar tiki. Incluso, a la fecha esta tendencia se ha escapado a países europeos, donde ya existen bares tiki en algunas ciudades como Copenhague y Londres.

¿Qué son los tragos Tiki?

Nuestro histórico bartender comenzó a hacer este tipo de coctelería en una época donde un barril completo de Ron costaría apenas unos pesos, entonces al tratarse de un destilado a bajo precio y tropical, es una elección lógica al referirse a este como la base de múltiples tragos Tiki. En resumidas cuentas, los cócteles Tiki son tragos largos, fuertes y elaborados, unidos con varias capas de sabor al utilizar diversos tipos de ron, e incluyendo fruta tropical fresca y diversos tipos de syrups.

Perfeccionando los Cócteles Tiki

Para ello, todo se basa en los detalles. Los rones deben ser de buena calidad, y necesitarás una buena variedad de ellos. Desde rones blancos a dorados; norteamericanos, centroamericanos y sudamericanos. Muchos productores incluso prueban con rones que se salen de lo normal, como productos con especias.

Lo otro importante es hacer tus propios syrups. Como son muy utilizados en la coctelería Tiki, sería bastante bueno que uno hiciera sus preparaciones propias. También los jugos y frutas a utilizar deben ser frescos, y la cristalería debe ser los más polinésico posible. Recuerda siempre utilizar vasos clásicos tiki, o incluso monolitos, calaveras e incluso cofres del tesoro.

La Puesta en Escena

Los cócteles tiki son, por sobre todo, divertidos. Recuerda usar camisas y collares floreados, sombreros de paja, etc. Incluso, algunos bares tiki famosos como el Mahiki en Londres, y el Forbidden Island en California, hacen los cócteles justo ante tus ojos.

Recuerda, para este tipo de coctelería, la puesta en escena y la alegría que irradias hacia tu público hacen la diferencia. Simplemente sonríe y disfruta del momento. Sin más, conoce a continuación un ejemplo traído directamente desde Forbidden Island. ¡Aloha!

Share on facebook
Facebook 0
Share on google
Google+ 0
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn 0
Share on pinterest
Pinterest 0